Narcotráfico Policiales Narcotráfico

En gigantesco operativo anti-droga en la villa 31 de Retiro incautaron 20 mil dosis de paco

Detenidos durante el operativo en la villa 31

En pleno operativo, el fiscal Di Lello dijo a TN y confirmó que «hubo disparos» en la zona de los operativos, «desde adentro de los pasillos» y que la intención de todo este proceso es»recuperar la villa».

Buenos Aires, 8 de abril. (caraycecaonline) El juez federal Ariel Lijo dispuso hoy más de 40 allanamientos en las villas 31 y 31 bis, del barrio porteño de Retiro, en el marco de una investigación por narcotráfico. El centro de operaciones se montó frente a la estación de colectivos, desde donde se coordinaron las acciones de unos 500 agentes de la Policía Federal.

Fueron arrestados 13 personas vinculadas a la venta por menudeo de drogas y las autoridades incautaron 20 mil unidad de «paco», dinero y algunas armas.

Con el fin de rescatar el dominio de las dos villas de Retiro fueron destacados 300 agentes policiales para permanecer en la zona por tiempo indeterminado.

Los procedimientos, llevaron a cabo luego de que el magistrado acreditara «el funcionamiento de organizaciones criminales dedicadas al tráfico de estupefacientes y detallara la forma en la que operan en el interior de los asentamientos, con un grado de organización tal que tornan sumamente complejas las investigaciones judiciales».

  Lijo explicó que «estas estructuras criminales organizadas cuentan con procedimientos preestablecidos que tiene como fin evitar la intrusión de la Policía dentro de los asentamientos, y así dificultar las investigaciones judiciales».

Para traccionar el negocio, las bandas usurpan por la fuerza las casas que resultan ser estratégicas en el barrio, no de manera azarosa sino las que resultan ser linderas a los puntos de venta, justamente, para así trasladar los estupefacientes de casa en casa con conexiones internas sin tener que desecharlos ante la intrusión policial.

Además, a través de las medidas ordenadas, se determinó la existencia de lugares en el interior de la villa de imposible acceso para el personal policial que desarrolla la investigación, al punto tal que colocan puertas o rejas en los ingresos y egresos de determinados pasillos, sin permitir el acceso a personas ajenas a las estructuras criminales que llevan a cabo la actividad ilícita.

El fiscal federal Jorge Di Lello, que intervino en la investigación, consideró indispensable asegurar la presencia del Estado en estas zonas, para quitarle el manejo a las organizaciones narco.

En pleno operativo, Di Lello habló con el canal de noticias TN y confirmó que «hubo disparos» en la zona de los operativos, «desde adentro de los pasillos» y que la intención de todo este proceso es«recuperar la villa». (www.caraycecaonline.com.ar)