Política Debate en el Senado

Cuestionan la «fuga» por exenciones y la fórmula para calcular el pago del proyecto opositor

El titular de la Afip, Alberto Abad y la subsecretaria Claudia Balestrini

La subsecretaria dde Ingresos públicos detalló las objeciones y el riesgo de elusión que debilitaría la recaudación.

Buenos Aires, 13 de diciembre.(caraycecaonline) “Al aplicarse esta fórmula se llega a la conclusión de que en la práctica, a cada trabajador le corresponde un Mínimo No Imponible distinto, con deducciones distintas para cada caso. Eso no es bueno, simplemente porque no se puede aplicar”, subrayó Balestrini. Y señaló que “al haber muchos MNI falta certeza. Y en un sistema tributario debe primar la legalidad, la igualdad, la no confiscatoriedad y la certeza jurídica. Si no, es inviable”.

La fórmula de difícil aplicación.

La fórmula de difícil aplicación.

Balestrini explicó a los senadores presentes que un empleador, para liquidar el impuesto según esta fórmula, “tiene que contar con el análisis de un economista y de un contador para ver cómo se aplica”. También advirtió que para seguir esa fórmula, “hay que hacer dos cálculos distintos, y depender de un índice que es anual, con lo cual cargamos en la AFIP la obligación de hacerlo mensual para poder liquidarlo. Para peor, como sería una estimación, al final del año se tiene que recalcular”.

La funcionaria también señaló otra crítica sobre las deducciones que propone el proyecto opositor: “Se establece un incremento del 45% en el MNI para trabajadores de zona patagónica. Esto beneficia a la mitad de la provincia de Buenos Aires, por lo que afecta el principio de igualdad. Y también afecta al autónomo en zona patagónica”.

Pero Balestrini fue especialmente crítica con las exenciones a las que pueden acceder asalariados y hasta altos directivos de empresas.

Se refería al artículo 8 del proyecto de la oposición, que dice: “Están exentos del gravamen las sumas, bonificaciones o remuneraciones percibidas por los siguientes conceptos: productividad y pagos por excesos a la jornada legal de Trabajo”.

“Es un problema gravísimo de técnica legislativa que deriva del error que se está cometiendo. No por la exención de una hora extra o una bonificación para un empleado medio una vez al año. Sino porque se está eximiendo de Ganancias la bonificación y las remuneración detodo lo que se considere productividad y horas extras. ¿Está definido qué es productividad?” se preguntó. “No. Los empleadores van a tener mucha imaginación y los trabajadores también. No hay un límite. No sabemos qué es productividad en este proyecto. ¿Y saben qué va a suceder? Va a haber una doble no imposición.Una deducción del gasto (por parte del empleador) y una persona perceptora que no estará gravada. ¿Las provincias quieren asumir un costo por una bonificación que se le de a un directivo de una empresa.?” Según el punto de vista de la funcionaria, si el proyecto se aprueba así,“cualquier empresa va a empezar a abonar conceptos por productividad en forma indefinida e ilimitada para todos los empleados, altos y bajos”.

También consideró que era injusto que los jubilados que perciban hasta $ 60.000 estén exentos del pago de Ganancias.

Sobre la posibilidad de desgravar los intereses pagados por créditos hipotecarios y alquileres, advirtió: “hay otro error que puede llevar a que exista un costo inestimable. Es que la deducción por intereses y alquileres están atadas o vinculadas al MNI del artículo 23, por lo que cada persona va a poder deducir montos imposibles de comparar”.

Al hablar del impuesto a la renta financiera, recordó que “las personas jurídicas ya pagan. Estamos hablando solo de personas físicas y en algunas actividades que terminarán incrementando la tasa para los créditos bancarios”.

También fue lapidaria sobre los cambios al impuesto al juego. Señaló que el proyecto de la oposición sobre grava las apuestas sobre máquinas propias de los concesionarios «cuando se sabe que muchas son alquiladas o están en leasing». (www.caraycecaonline.com.ar)