Corrupcion K Lavdo de dinero

Un ex director de La Rosadita dio detalles del plan de Báez para lavar dinero

Báez trasladado a prisión

Es Jorge Cerrota, quien apuntó contra Pérez Gadín. El financista Carradori, en cambio, negó conocer a Lázaro.

Buenos Aires, 20 de mayo.(caraycecaonline)Una financiera, una cooperativa y un banco. Esa era la estructura que Lázaro Báez buscó construir para lavar dinero. Las operaciones fueron durante varios meses y en el entramado participaron Daniel Pérez Gadín y Jorge Chueco (contador y abogado de Lázaro respectivamente). Así lo confirmó esta semana uno de los directivos de SGI -más conocida como La Rosadita- en su declaración indagatoria. Por su lado, Santiago Carradori, financista clave, negó todas las acusaciones ayer ante el juez Sebastián Casanello. El arrepentido Leonardo Fariña lo había señalado como un nexo con los bancos suizos, respecto a las 139 operaciones por 20 millones de dólares que confirmó Suiza, vinculadas al empresario preso.

“Me contactó un amigo para decirme que habían dado con un cliente importante, que estaban armando un grupo de trabajo para las financieras. Entonces nos reunimos con Pérez Gadín”, dijo Jorge Cerrota, ex directivo de SGI. Así nació lo que sería una estructura que permitió lavar, según Fariña, 77 millones de dólares. La Justicia en la imputación se refirió a unos 60 millones de dólares, pero inicialmente.

Báez y su grupo querían una financiera para que operara descontando cheques con recursos propios, y una cooperativa de crédito “que obtuvo las autorizaciones de todos los entes gubernamentales para otorgar créditos al sector público y privado”, contó el ex director de SGI.

Un ex director de La Rosadita dio detalles del plan de Báez para lavar dinero
La financiera SGI en Puerto Madero, pieza clave en la estructura de lavado de activos.

La financiera que compraron era la que perteneció a Federico Elaskar, donde se lo vio a Martín Báez contando 5 millones de dólares. Cerrota dijo que en La Rosadita descontaban cheques de clientes con recursos personales y luego vendían los cheques “a los bancos donde tenían buenas líneas de crédito”, señalaron fuentes judiciales.

En este contexto, Cerrota reconoció que Pérez Gadín quería fusionar SGI Panamá con la local con vistas a tener un banco que iba a ser Finansur que terminó adquiriéndolo Cristóbal López. Como Cerrota tenía contactos en el Banco Central, querían que ayudara con la adquisición de la entidad financiera.

Ya como directivo de SGI, Cerrota asistió a una asamblea y contó que en una Asamblea en una punta de la mesa estaba Elaskar, Chueco y Pérez Gadín y que todo lo hablaban ellos sin interactuar con el resto de los integrantes del directorio. Todo era decidido por ellos.

Santiago Carradori pasó ayer por el juzgado y aceptó declarar. Fariña había dicho que él fue el nexo con los bancos suizos, respecto a las 139 operaciones por 20 millones de dólares que confirmó Suiza, vinculadas al empresario preso y que fue la persona que quedó relacionada con Pérez Gadín y Chueco, quienes figuran operando fondos en el exterior en España. «Lázaro Báez era una persona conocida, entonces las sociedades españolas servían para ocultarlo y mover dinero», dijo Fariña en su indagatoria.

Se trata de “Samber and Tarex Spain SL”. Esta empresa está actualmente liquidada, pero sólo en diez días -durante enero de 2011-, recibió 6.500.00 de dólares desde Antillas Holandesas, Suiza, Hong Kong y Estados Unidos. Era operada por el contador y el abogado de Báez. Una de ellas, “Samber and Tarex Spain SL”, recibió 6,5 millones de dólares en diez días de 2011.

Pero Carradori negó todo: “es falso que haya viajado” a Europa con Báez, Pérez Gadín y Chueco, insistió, y dijo que nunca fue directivo de la firma española, pero que Fariña lo contactó para armar un fideicomiso. Carradori dijo que no conoce a Báez ni a sus hijos y que nunca manejó dinero de ellos, y desconocía todas las maniobras que contó Fariña. Pero admitió la relación con Pérez Gadín y Chueco, actores clave en las maniobras de lavado investigadas.(www.caraycecaonline.com.ar)