Corrupcion K Caso Odebrecht

Para Graciela Ocaña la Anses kirchnerista financió obras que terminaron en sobornos

Diego Bossio, titular de la ANSeS del 2009 al 2015.

Esa información, según la diputada de Cambiemos, es la que consta en Brasil y que no pudo ser incorporada aún por la justicia argentina.

Buenos Aires, 21 de abril.(caraycecaonline) Graciela Ocaña, diputada nacional y denunciante en marzo de 2016 de la ramificación argentina del escándalo de Odebrecht, afirmó que en esa causa “es clave obtener la información que consta en Brasil, y que hasta el momento no ha podido ser incorporada por la Justicia argentina, debido a que el juez está avanzando solo con la información que pudo recolectar en nuestro país y en parte en los Estados Unidos”.

“Hablan de sobornos por más de 16 millones dólares y del libramiento de estos sobornos por parte de Odebrecht a partir de financiamiento que hacía el propio Anses”, advirtió la legisladora nacional por Cambiemos. Ocaña apuntó a la gestión de Diego Bossio durante el gobierno kirchnerista al afirmar que “con el dinero de los jubilados en los años 2010 y 2011 se financió parte de estas obras que terminaban pagándole sobornos a funcionarios argentinos”.

La legisladora recordó que el presidente Mauricio Macri, en su visita a Brasil en 2016, «pidió a las autoridades brasileñas que envíen toda la información sobre quiénes habían recibido estos pagos y cómo se llevó adelante todo esto” y reclamó que “aún no se ha realizado debido a problemas de interpretación de leyes de la Justicia argentina y brasileña”.

Ocaña realizó la denuncia en marzo de 2016, a partir de la información sobre documentos que habían surgido luego de un allanamiento a la empresa Odebrecht por parte de la Policía de Brasil. “Había mails entre Couri Ribeiro y el testaferro de Jaime, Manuel Vázquez, que aportamos a la causa”, indicó.

En ese sentido, expresó que “habíamos denunciando en el marco de la ruta del dinero K, una sociedad uruguaya que tenía saldos en cuentas de Estados Unidos por más de 10 millones de dólares. Incluso aportamos al juez el domicilio donde se recibía la correspondencia en Argentina, por lo cual sus dueños eran argentinos. En ese momento el juez ordena una serie de allanamientos que culminan con este llamado a indagatoria de todas estas personas».(www.caraycecaonline.com.ar)