Mundo Elecciones en Ecuador

El triunfo amplio de Guillermo Lasso es una mala noticia para los Fernández

El presidente elector de Ecuador, Guillermo Lasso

Buenos Aires, 12 abril 2021.(caraycecaonline)En las horas previas a la segunda vuelta electoral que tuvo lugar este domingo en Ecuador, los analistas internacionales marcaban la importancia de estas elecciones presidenciales en Latinoamérica: eran el barómetro geopolítico tras el giro a la izquierda de Argentina y Bolivia.  En parte por esto, el triunfo del banquero Guillermo Lasso en […]

Buenos Aires, 12 abril 2021.(caraycecaonline)En las horas previas a la segunda vuelta electoral que tuvo lugar este domingo en Ecuador, los analistas internacionales marcaban la importancia de estas elecciones presidenciales en Latinoamérica: eran el barómetro geopolítico tras el giro a la izquierda de Argentina y Bolivia. 

Hasta hoy el Gobierno estaba en silencio, frente a la cataratas de saludos por redes sociales a Lasso por su victoria. Lo saludaron, entre otros, Luis Lacalle Pou, de Uruguay; Sebastián Piñera, de Chile; e Iván Duque, de Colombia. En Argentina, el ex presidente Mauricio Macri tuiteó una felicitación y habló por teléfono con el ganador, y  el jefe del gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, también lo llamó.

Al momento, Alberto F. había retuiteado un mensaje del brasileño Luis Inacio Lula da Silva sobre sus asuntos judiciales, y otro tuit lamentando la muerte del periodista Mauro Viale. Tampoco había mensaje alguno de la Cancillería o del ministro Felipe Solá.

Arauz vino en noviembre pasado a la Argentina, en plena campaña electoral y Alberto F. se mostró tan efusivo con él que hasta le prometió más de 4 millones de las vacunas rusas Sputnik V, que no hay siquiera en la Argentina. “Recuperamos la democracia en Bolivia con enorme esfuerzo de Evo (Morales) y de Lucho (Arce) y ahora esperamos tener otro gobierno progresista en Ecuador” , tuiteó Fernández días antes de la primera vuelta electoral en Ecuador. Fue en febrero y entonces se impuso Arauz por 32 por ciento de los votos.

Lasso quedó en segundo lugar tras una dura pelea contra el indigenista y anticorreísta Yaku Pérez, que decía haber ganado. Finalmente,  el banquero se impuso por más del 52 % de los votos, en la tercera carrera electoral que transitó. 

Para el Gobierno un triunfo del delfín de Rafael Correa, amigo personal de la hoy vicepresidenta, era visto como la consolidación de proyecto, que desean continuar en Chile este año y en Brasil en las presidenciales de 2022. Así lo ha manifestado el presidente Fernández tras la victoria de Luis Arce en Bolivia, donde el Movimiento al Socialismo de Evo Morales también perdió el domingo en elecciones para cuatro gobernaciones.

Cristina Kirchner, junto a Andrés Aráuz Galarza, candidato de Correa y quien fue derrotado este domingo en Ecuadro.

En una insólita decisión de política exterior, la Cancillería mantenía sin jefe la embajada en Ecuador. No hay representante allí desde el fin del gobierno de Mauricio Macri. Las relaciones entre Alberto Fernández y el saliente presidente Lenin Moreno se fueron deteriorando con el paso de los meses. Y por diferencias ideológicas como las que hay con Iván Duque en Colombia no mandaban embajador. A Bogotá recién lo hicieron a principios de año. Y tampoco habían enviado embajador a Bolivia durante el gobierno provisional de Jeanine Añez, al que no reconocían.

En marzo, Moreno llamó a consultas a su embajador en Buenos Aires, Juan José Vásconez, para protestar contra la siguiente declaración televisiva de Alberto Fernández: “Yo puedo tener diferencias con Cristina. Las tengo. Tenemos miradas diferentes en algunas cosas, pero acá llegué con Cristina y de acá me voy con Cristina”. Hacía referencia a la pelea entre Rafael Correa y Moreno, que fue su vice y luego su enemigo.

Ecuador indicó entonces que no aceptaba «que se realicen comparaciones insultantes para con el presidente». También estaban molestos porque los argentinos han dado refugio político a ex policías y a una ex ministra de Correa, quien según Alberto Fernández sufre el llamado «lawfare» regional -persecución judicial con fines políticos-, al igual que su vice.

El Gobierno de Moreno emitió varias protestas contra el Gobierno argentino. En diciembre lo había hecho contra la propia Cristina Kirchner. (www.caraycecaonline.com.ar)